sustitucion cerraduras

Una puerta es un mecanismo de seguridad que te permite bloquear un acceso a un lugar. Este lugar puede ser de exterior o interior. Generalmente las puertas se fabrican en madera y la fabricación de la misma puede ser en ocasiones sencillas si son puertas de interior. Estas puertas están fabricadas con una madera y un marco en donde se colocan las bisagras que permiten el movimiento de las puertas (que se abran y cierren). Hay numerosos diseños y decoraciones para estas puertas y de ello depende el material con el que están realizadas. Este material depende de la decoración y del uso que quieras hacer de las mismas y la resistencia o no que quieres que tenga.  Las puertas se suelen comprar y es muy recomendable que las puertas de exterior se compren ya que están realizadas con una gran seguridad para que este tipo de puertas no las pueda abrir cualquiera. En cambio las puertas de interior puedes fabricarlas tú mismo con mucha paciencia y maña. Al realizar tu puerta necesitarás poner un picaporte o un cerrojo para algunas habitaciones con la intención de aumentar tu intimidad. Recuerda que somos Cerrajeros en Tenerife

fabricar una puerta

Si deseas fabricar tu propia puerta en este post tendrás unos cuantos pasos que te ayudarán en la fabricación de la misma. Solo tienes que seguir estos pasos y obtendrás una puerta muy sencilla pero con un resultado muy bueno y útil. A demás te podrás ahorrar algún dinerillo si consigues fabricarte tú mismo la puerta.

Tomar medidas

El primer paso que tenemos que hacer es observar el lugar donde deseas colocar tu puerta. Tomar bien las medidas del marco donde va a ser colocada y coger papel y lápiz y diseñarla. Para el diseño de la puerta indicaras las medidas del tamaño; horizontal, vertical y el grosor de la puerta. Tienes que considerar cual es la forma en la que vas a colocar tu puerta. Se colocará dependiendo hacía el lugar en el que desees abrir tu puerta, esto debes elegirlo dependiendo del espacio que tengas y los objetos o muebles que te puedan impedir la apertura completa de la puerta. Muchas personas tienen en cuenta si es diestro o zurdo y colocan su puerta dependiendo de cómo les resulte más cómodo. La apertura de la puerta es muy importante y a la hora de diseñarla es una parte fundamental a tener en cuenta.

También tienes que tener en cuenta  el por qué y para qué quieres colocar la puerta. Esto te ayudará al diseño de la misma. Una vez respondidas estas preguntas podrás conocer el material más apropiado, el grosor de la puerta y su tamaño, y algún elemento de decoración como cristales. Responder a estas dos preguntas es esencial para saber cómo vamos a fabricar nuestra puerta ya que no es lo mismo diseñas una puerta para el baño, que para la cocina o para alguna habitación, ya que sus funciones no son las mismas. Teniendo en cuenta el lugar donde vas a colocarla es necesario que esta puerta sea acorde a la decoración del lugar donde la vamos a colocar y que no desentone en el ambiente decorativo. Hay muchas opciones y variaciones que se pueden hacer en cuanto a la decoración de tu puerta y esto depende, como hemos indicado, del lugar donde vamos a colocar la puerta ya que si deseas una puerta para el baño la decoración será muy sencilla casi escasa sin embargo si la puerta es para un salón es aconsejable que sea más estética y llamativa en la que se suelen poner unos espejos para que aporte más luminosidad a nuestro salón.

Una vez hecho ya el diseño y teniendo muy claro lo que queremos tenemos que elegir el material que vamos a tener que utilizar para la fabricación de la puerta. Hay muchos tipos de materiales para la fabricación de las puertas, pero el material que mejor se maneja y más aconsejable si decides fabricar tu propia puerta es la madera. Dentro de la madera hay muchos tipos, tienes que tener en cuenta el precio que te quieres gastar, donde vas a colocar tu puerta, el tiempo que quieres que dure sin estropearse (alguna madera es más resistente a otra)…

En segundo lugar tienes que  sacar las medidas que necesitarás para hacer tu puerta, incluyendo la altura, el ancho y el grosor de tu puerta, como ya habíamos indicado anteriormente. Una vez tomadas las medidas y habiendo comprado la madera debes cortar un trozo de madera  apropiada del tamaño que necesitas y las medidas tomadas. Al cortarla debes de tener en cuenta si deseas poner a tu puerta un cerrojo o una ventana como elemento decorativo y dejar estos espacios a la hora de cortar tu madera.

Lijar la madera

En tercer lugar y ya tener el tamaño adecuado de tu madera debes de  lijarla y trabajar la madera adecuadamente. El objetivo es que quede suave y libre de astillas que te pueden llegar a lastimar la puerta durante el uso cuando este colocada no te llegues a astillar y lastimar con la puerta al querer usarla. Una vez bien lijada ya puedes añadir las decoraciones que desees colocar en tu puerta. Habiéndolo tenido en cuenta a la hora de cortar tu madera si decidiste dejar espacios para los espejos o las cerraduras es la hora de colocarlos. Debes hacerlo con mucha precaución y cuidado ya que puedes dañar la madera si no los colocas cuidadosamente.

Para acabar la puerta puedes pintarla con la pintura que tú elijas o barnizarla para dejarla en color madera. Una vez pintada o barnizada debes de dejar secar tu puerta. El barniz es adecuado  sea cual sea el acabado que escojas para tu nueva puerta, porque es el mejor protector para tu puerta y así evitas dañarla. Cuando esté completamente seca tienes que instalar y colocar las bisagras, ya sea a un marco o a la pared y a la puerta, dependiendo del lado y la forma en la cual escogiste que tu puerta se vaya a abrir.

Última Modificación

Autor: reparaciones-tenerife.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!